admin 26-08-18


Estas aeronaves pilotadas por control remoto permiten captar imágenes que hasta ahora eran inimaginables de forma eficaz y segura


Los drones son actualmente una de las mejores soluciones para poder realizar estudios topográficos. Desde su invención y debido a su elevado coste ha estado limitada su utilización. Sin embargo, a día de hoy, se han convertido en un pilar fundamental para muchos proyectos. La agricultura, la construcción, la ingeniería e incluso la topografía han añadido estos dispositivos a su actividad diaria para poder mejorar su labor considerablemente.


Gracias a ellos, Topógrafos y Agrimersores, una empresa de topografía en Málaga ha conseguido facilitar y aumentar la calidad de sus servicios de forma notable. Con la tecnología anterior, poder examinar 100 hectáreas suponía un trabajo de varios días o incluso semanas. Pero actualmente, gracias a la utilización de estas aeronaves pilotadas por control remoto es posible realizar dicho análisis en unos 40 minutos. Esta reducción del tiempo de trabajo no es el único beneficio que conlleva la irrupción de esta nueva tecnología. El aumento de la eficiencia es más que evidente ya que no solo reduce costes, también evita accidentes laborales derivados de la altura y los riesgos que conlleva trabajar en determinadas zonas.


Sus múltiples ventajas son más que evidentes, dado que como ya se ha nombrado con anterioridad otorga una mayor seguridad al poder trasportar el dron hasta dichos lugares. En algunos casos se tratan de lugares especialmente peligrosos, por lo que poder realizar un control remoto hace que se minimicen considerablemente los riesgos derivados de esta profesión.


A su vez, también permite llegar a lugares que anteriormente suponían todo un reto. Territorios con cierta pronunciación y peligros por su geografía abrupta con acantilados, claros rodeados de árboles etc. La utilización de drones hace que se puedan captar un mayor número de planos para posteriormente crear las planimetrías. Todo ello conlleva la posibilidad de captar mucha más información gráfica debido a las cámaras de última generación. También aumenta la resolución y realismo del terreno, consiguiendo realizar un trabajo impecable.


Por último, cabe destacar la considerable reducción de costes derivada en gran medida del empleo de una menor cantidad de tiempo para poder realizar el mismo trabajo. El dinero invertido en el curso de drones en academias como Aero2mil será rentabilizado con creces gracias a un trabajo mucho más eficaz y de calidad.


El mundo de la topografía ha sufrido una gran innovación gracias a la obtención de resultados con mayor calidad y vigor. La llegada de los drones permite la captación de imágenes que hasta ahora eran impensables, agilizando en gran medida el desempeño de esta profesión.